Evaluación y Viabilidad de Alternativas de Producción en Campos Marginales

El Sector Agropecuario Argentino ha experimentado un importante crecimiento en los últimos 15 años.

Este crecimiento está basado en la incorporación de tecnología productiva generada durante la década del 90 y el boom agrícola de los últimos tres años, que ha determinado una expansión de la frontera agrícola a zonas anteriormente explotadas por sistemas de ganadería.

Por su parte, la ganadería también fue desplazada a zonas aún más marginales, donde quizá no existía ningún tipo de producción.

Las proyecciones son coincidentes acerca del firme mantenimiento de la tendencia de alta demanda de los productos agrícolas, situación que ha generado una presión sobre la demanda de tierras productivas, produciendo alzas en los precios en las zonas ya habilitadas.

La habilitación de tierras improductivas es cada vez mayor, y la adaptación de cultivos tradicionales, gracias a los cambios genéticos es sorprendente. Si bien la habilitación de tierras debe hacerse respetando el medio ambiente y el impacto ecológico de los trabajos a realizar, aun queda una extensa área en nuestro país para incorporar a la producción, tanto agrícola como ganadera.

Durante los últimos 30 años el área destinada a la agricultura en argentina creció un 60%, simultáneamente, las oleaginosas sustituyeron progresivamente a los cereales, pasando del 18% de la superficie en 1970/71 al 57% en 2002/03

El crecimiento del área sembrada con oleaginosas en todo el País fue de más del 400%, fundamentalmente por el crecimiento de la soja, que pasó de representar el 0.2% al 47% del total de la superficie sembrada en el período.

En OPENAGRO S.A., lo asesoramos en la búsqueda de tierras para incorporar a la producción, ya sea para producirlas o para realizar un negocio inmobiliario, obteniendo un mejor precio que el de compra debido a las mejoras realizadas para su posterior puesta en producción.